All posts by Germán S. S. Lev

Golpes en el vacío

2018

No es realmente que haya algo urgente que expresar.
Es más bien como un viscoso vómito;
uno que de no largarlo te lo comes
y su sabor, déjenme decir, no sabe nada bien.
Así que al diablo con las palabras artificiosas
al cuerno con los recursos estilísticos que embellecen la lírica.
Al diablo con los poetas
y con todos los cagatintas.
Acá estoy, dando tumbos
golpes en vacío
revolcándome en auténtica mierda
en un pastoso barro.
¡Já!, ¡soy como un jodido nadador olímpico!
y la cerveza me acompaña
noche tras noche
madrugada tras madrugada
y también alguna que otra belleza
que se aferra a mis cuchillos gastados.
Y yo les digo:
-Nena, no te aferres a un barco que se hunde.
Pero es inútil:
sencillamente creen que poseen el don
de reparar 
algo para lo que ya no existen piezas de respuestos.
Una de ellas me dijo:
-Vos lo que necesitás es mucho amor. Y yo te lo puedo dar.
Tuve ganas de gritarle:
-¡No, lo que necesito es que salgas por esa puerta y me dejés solo!
Pero me contuve, gracias al cielo.
Y el sexo estuvo bien
algunas caricias y abrazos estuvieron bien
verla cortarse el abdomen estuvo bien
pero nunca parecía querer irse.
Y el barco, por supuesto
iba en caída libre.
Carajo, nunca lograba entender qué demonios querían de mí.
Todas ellas al parecer querían atarme
y curarme
para después
martillarme la cabeza
y volverme más loco.
Pero ninguna poseía la fuerza
el brillo cegador
que hacía falta para acercarse al objetivo.
Y entonces yo huía como una maldita rata
para después convertirme en una especie de
saltamontes
y saltar hacia otra cama y otro cuerpo
¡Y VAYA QUE SALTABA!
Entonces llegaba el momento
que siempre me acompañó
el que esperaba cada noche
el momento de la gradación máxima
el de la revelación
el momento donde todo se iba al cuerno.
Y ella volvía a mí
se materializaba, lo juro.
Y sus malditos ojos verdes
y grises me acaparaban;
me veía en esas jaulas
rodeado
prisionero
y todo cuanto quería hacer
era verme reflejado en ellos
y que el momento durara
perdurara
que no se fuera.
Pero siempre se iba
y entonces
como desde el momento
en que se me escapó
yo comenzaba otra vez
noche tras noche tras noche
a buscarla
-por pedazos
a fragmentos
por secuencias
de a tibios remansos
de a histriónica demencia-
en otros cuerpos y otras almas.

Deja mis huesos tranquilos y vete a la mierda, nena

2017

No quieras engañarme con medias verdades.

Ya deberías saber que no puedes.

Huye, adelante.

De todas formas no te buscaré.

Los años por venir no son mi desasosiego; son tu prisión.

A la mierda contigo, nena, no te necesito.

Pero vos en cambio, no podrás existir sin mí.

Sin mis historias.

Sin mis jodidas palabras serpenteando el papel;

evocándote en cada uno de mis poemas.

Tranquila, no hace falta que me expliqués nada.

Lo vi todo en la violencia de tus ojos.

¿Me odiás? No, no es eso, ¿cierto?

Pero creéme, deberías.

Deberías escupirme la cara y meterme una buena bofetada.

Estoy seguro de que eso te haría sentir mejor.

Vamos, probá; adelante.

Claro, claro, vos no sos así.

Me marcho.

Yo no necesito tu mierda, nena.

No necesito tus lágrimas.

Ni tu piel. Ni tu sexo. Ni tu locura.

Ni tu bravura al hacer el amor.

No necesito nada, pero que nada de vos.

Vete a la mierda, te digo.

No te quedés ahí parada, observándome en la oscuridad del umbral

en su seguridad mortecina.

No necesito tus besos, nena.

Ni tu cáusticas caricias de verano.

Ni tus palabrotas como cianuro.

No necesito tus cuchillos rajándome en dos

ni tu parloteo constante en mi cabeza martillándome los sesos.

Te lo advertí. Te lo estoy diciendo ahora:

No necesito nada de vos.

Ni siquiera tu adiós. Sobre todo tu adiós.

No lo necesito. Llevatelo. Llevatelo todo.

Tampoco necesito nada de mí.

Si me robaste hasta los huesos.

Hasta los despojos del cerebro te llevaste.

Todo lo seminal que me sostenía, ya no está.

Soy polvo. Soy viento. Vuelo. Y caigo. Sobre todo caigo.

Te lo dije. Te lo estoy repitiendo ahora.

No necesito tus piernas, nena.

No necesito tus largas y jodidas piernas.

Ni tu blanca espalda salpicada de lunares.

Ni tu culo contorneándose por la casa.

Ni tus tetas agitándose al bailar.

Tampoco tu rebelde cabellera de Collie revolcada.

Puedes llevarte tus ojos también.

Tus filosos ojos como machetes.

Tus arrebolados ojos grises, sé que son una trampa.

No los quiero cerca.

No los quiero observándome en la incertidumbre del umbral.

Ni en el precipicio. Ni en el vuelo de la caída.

¡Sacalos de encima de mí!

Llevate tu cara de niña buena a otro lado;

tu boca rosada y tu grotesca nariz.

Y tu mente. Sobre todo llevate tu mente.

¡LARGO DE ACÁ!

Pero no te atrevas a apropiarte de este poeme.

No lo toqués. No te atrevas.

Es posible que sea lo único que me quede cuando ya no me quede más.

Ahora, sacá tu culo de este mugriento habitáculo y tu rostro pálido de niña enferma.

Pero, te lo advierto, no te llevarás el poema.

ÉSTE NO TE PERTENECE, ZORRA.

¡ES MÍO!

Porque es todo, todo lo que necesito para evocar

momentos siniestros, maravillosos, frágiles, monstruosos

de una mentira mejor.

Porque es todo, carajo, TODO;

todo lo que me hace falta para desfallecer pesadamente

entre ásperos tragos de cerveza y rabiosos sollozos.

Inquisiciones

2017

Hay algo que se va
que no permanece
y nadie parece saber qué es
ni cómo sentirse al respecto.
Hay algo que duerme
y despierta con nosotros
-con lo que sea que creamos que somos-
y nos forma y nos empuja a seguir;
no importa la apariencia
ni el cuerpo
ni el cabello
ni el molde
ni la mente
ni qué tan civilizado seamos.
Hay algo que nos eleva
y nos conduce
y nos realiza.
Y sería realmente triste
que nadie sea capaz de vernos 
en nuestra única y esencial forma.
Y mientras la observo descansar
pienso
si habré sido testigo de tal hazaña.
Hay algo que escapa
y que a nadie pareciera importarle desconocer
cuando es en verdad
lo único relevante tras la fachada vibrante del espectáculo.
Y mientras me busco y la busco
me digo
que son la clase de inquisiciones
-genuinas-
que todo ser debería plantearse.

El Gran teatro / Estío de Satya Yuga

Cruzo el umbral de la desdicha
y regreso taciturno sobre mis pasos.
A lo lejos se oyen los cuervos graznar
ininteligibles alabanzas a la muerte-vida.

En la ominosa y vaporosa noche
se corona mi alma saciada de vicios del hombre.
Recurro a los ojos estelares de la efigie
que guarda el voluptuoso amor de la Madre Tierra.

Sin fortuna para recorrer los senderos de los elementos grávidos
con risa sardónica el Gran Arcano me señala “El Loco”.

Confieso que quisiera alcanzar el estado de gracia
y que las verdades de todos sean también las mías.
Los arquitectos pusieron los astros sobre nuestros semblantes
para dictar sentencia sobre los corazones y los destinos.

Pero los civilizados especímenes de barro se ciñen al espectáculo
de las artificiosas melodías de la Industria.
Así es moldeada la Gran Tragedia Humana
en el “theater / the earth” del libro de la vida.

Retorcido, inquieto y vagabundo me predispongo a huir
a las sombras incandescentes del desierto estéril.

Es de sobra conocido que en el yermo infértil
los demonios nacidos del fuego sin humo
gustan acechar a los hijos del Demiurgo
para torturarlos hasta la demencia.

Pero si los excesos y la ficción son los pilares sobre el que se cimienta
el principio de realidad de la civilización mayor
haré que mi espíritu se levante en alabanza
y de su semilla nazca la próxima generación de profetas.

Cuando los sellos abran la jaula de la Magna Serpiente Azul
que surca los océanos imposibles del macrocosmos;
el tiempo tirano de los hombres tocará a su fin.

El dragón rugirá sobre la espesa colina de cáscaras de los injustos
y su tedeum anunciará el esplendor en el estío de Satya Yuga.

Un buen púgil

2014

Se había ido todo al diablo en dos segundos. Ella vino y me dijo que ya no me quería, que incluso era probable que nunca lo haya hecho. Que nada más intentaba darme una oportunidad. Que era un buen chico, que ella no era una buena chica y bla, bla, bla. El cuento de siempre cuando no quieren romperte el corazón, pero lo hacen de todas formas.

Mientras más tiempo evitan pasarte el cuchillo por el cuello, más te lo rajan. Dejé de oírla y las piernas me flaquearon. No pensé que me iba a joder tanto que una belleza vulgar me dijera algo así. Luego de agujerearme por completo y de dejarme las tripas fuera y la cabeza como un colador, se marchó contorneando su hermoso y gordo culo a otra parte. Sus piernas largas y delgadas, su cintura comprimida y su melena castaña eran como muchas otras, pero; la puta madre, ésa era mi chica, y me acababa de dejar.

No perdí mucho tiempo. De inmediato salí echando putas hacia el bar a pegarme una borrachera de ensueños. Así que ahí estaba yo, hecho un don Juan con la mirada más triste que se pudiera advertir en el recinto.

Una encantadora rubia se acercó a pedirme fuego.

—¡Ey! Tenés un bonito rostro, deberías sonreír más —me dijo con una melodía en la voz que hizo que en dos segundos despabilara.

—Estás viendo el rostro de un derrotado, chica —dije haciendo una divertida mueca—. Todo esto no vale la pena de todas formas. ¿Cómo te llamás? —pregunté mientras le encendí el cigarro.

—¿Te importa saber mi nombre en realidad? —¡MIERDA!, estas son las clases de chicas que me gustan, pensé. Las que dan el primer golpe directo a la quijada.

—Tu nombre lo voy a olvidar mañana, junto con todo esta mierda de día.

—Nunca, nadie, JAMÁS me ha dicho que era alguien fácil de olvidar.

—No voy a olvidar tu voz. Tengo una muy buena memoria auditiva. ¿Cantarías algo para mí?

—Ja, ja, canto muy mal —me dijo mientras yo imaginaba una escena del crimen ojos para adentro.

—Y yo hago muy mal el amor, y no por eso dejo de hacerlo, cariño —dije. Luego llevé mi vaso de whisky a la boca.

—Me hacés reír. Sos curioso —sentenció la linda rubia y luego me tiró una bocanada de humo directo al rostro.

—Curioso es un buen sinónimo para lo horripilante. Es más fino. No te preocupés, esperá un poco más. Tengo otros trucos bajo la manga. Pronto vas a estar llorando.

—Sos un chico malo, ¿eh?

—Nada de eso.

—Vamos —me dijo. ¡Cielos! QUÉ PUTAMENTE HERMOSA ERA.

Pagué la cuenta y salimos. Lo que hicimos en el cuarto del hotel es digno de contarse en una revista para adultos. No tengo tanto tiempo, y no soy tan bueno escribiendo relatos pornográficos. Ni siquiera soy bueno haciéndolo, pero sí fue verdad la parte en que lloró, y en que tembló, y en que sus ojos se pusieron blancos como papel de fotocopia.

Bajo las sábanas logró venirse tres veces. Por lo que la trinidad nos acompañó esa madrugada. ¡Cielos!, era como acariciar el paraíso estar enredado en sus largas piernas albas. ¡Bah!, pero qué más da. Así es la jodida vida; al rato que te jode ya está haciendo una buena mamada para que te relajés y bajés los decibeles.

Y acá viene la parte donde debo poner el punto final. Diré solamente que esto pasa cuando algunas zorras dejan a su suerte a auténticos púgiles como este narrador. Nena, un hombre puede ser algo imbécil y gamberro, pero sigue siendo un hombre. Y un hombre de verdad, tiene lo suyo, ¿sabés? Su magia. Sus truquitos. Yo tengo los míos. Resulta que lo estamos intentando. Me enamoré de esta maldita y perversa criatura. Es lo mejor que he tenido. Y me hace sentir en el puto cielo. ¿Qué más puede pedir un buen púgil? Claro, claro, otro whisky.

—¡Mozo!

Los pecados del padre

2017

Las cosas no salen siempre como uno lo desea.

A veces tocan tiempos arrebatados

y los grandes acontecimientos de la vida

simplemente te ignoran.

La mente es el peor enemigo del hombre

y su mejor aliado.

La alquimia de los cuerpos

traspasa la tristeza de las almas

y sume a los esclavos

en fantasías mejores.

No se puede culpar a un condenado

culpen mejor a los padres

y a los padres de sus padres

hasta el germen primigenio

que lo echó todo a perder.

La mierda fluye por la sangre

y las psiques

y la supina ignorancia corre y corre por el embudo

hasta reventar la botella.

No creo que exista algo mejor

ni algo peor

apenas existe lo necesario.

Y lo necesario ya es demasiado

para los minusválidos espirituales de este siglo.

No pienso que la mejor forma de ser libre

sea despegando

y alejándose de los hombres

o derrochando la juventud

en noches que no se recordarán en una semana.

La salvación del espíritu

y de la mente

está en aferrarse a los hombres

y en no soltarlos a pesar de sus flaquezas.

Está en perdonar al prójimo

y en amar los pecados y al pecador.

El amor no es insustancial

ni surge de un chispazo.

El amor se construye

desde uno mismo hacia los demás.

Y sólo aquél que perdone

lo imperdonable

y se aferre a la humanidad

aun con todas sus faltas y deficiencias

podrá construir dentro de sí

un puente hacia sus semejantes.

Si me lo preguntan

la libertad es sufrimiento.

Y el amor es la tibia

y agridulce recompensa

de experimentar años y años

de tórridas experiencias humanas.

Los mejores exponentes humanos

no son los más alegres

ni los más inteligentes

ni los más atractivos

ni los más leales

ni los más valientes

ni los más ingenuos.

Son los que comprendieron

el pacto de la futilidad con la vida

y aun así no eligieron vivirla egoístamente.

Leviathan

2018

Se destapan los ojos de la bestia

y de su mirada, atemporal y acusadora

se expande la púrpura luz que domina los océanos nocturnos.

Al final del camino del sendero conocido

en el arco de las columnas de Melkart

puedo observar a mi triste figura precipitarse desde lo alto.

Chronos dicta sentencia;

y comienzo a incendiarme de visiones orgiásticas, voluptuosas y terribles

-¿es este el tiempo de los hombres?-, inquiero.

El espíritu -es verdad- desea regresar a vivenciar toda experiencia humana con la suma de sus pequeñas tragedias.

Pero la percepción -que momentos atrás parecía que todo lo abarcaba-, por fortuna,

es transmutada en algo finito y despreciable.

Entonces los sueños abren la carne y el horrido hedor a carne abrasada por holókasuton se abalanza sobre los sentidos:

La puerta de fuego que se retuerce como una serpiente se abre

y el viejo mundo conocido recobra su color.

El Bardo vuelve a ser una experiencia lejana

y los ojos del dragón que surca los océanos

toma el cáliz de un hogar al que quiero regresar.

Claves para incorporar al talento Milennial dentro de las organizaciones

Los analistas estiman que para el año 2025 la promoción de jóvenes más relevante que gestionará el mundo será la millennials. Por ello, resulta tan importante conocer las claves para incorporar al talento Milennial dentro de las organizaciones.

Trabajo realizado para Ubica Empleos

Millennials: La generación más preparada de la historia

La generación millennials es aquella germinada a partir de los años 80 y 90, y que actualmente representa el 24% de la población mundial.

Esta generación creció entre la finalización de la época analógica y el comienzo de la era digital; por lo que cuentan con las mejores virtudes de los dos mundos.

Siendo la primera promoción nativa digital, los millennials (también llamados Generación Next) están intrínsecamente ligados al desarrollo histórico de las tecnologías digitales. Esto significa que fueron testigos del auge de internet, el nacimiento de los dispositivos móviles y la evolución social que estas tecnologías trajeron con el paso de las décadas.

De hecho, el contexto histórico en el que creció la generación next provoca que, en la actualidad, sean la promoción que más tiempo le dedica a diario a los dispositivos digitales.

Los millennials se caracterizan por ser una generación hiperconectada. Teniendo esto presente, algunos datos relevantes que podemos destacar de sitios como Eurostat, son los siguientes:

  • De cada diez millennials, seis realizan a diario compras por internet.
  • Ocho de cada diez tienen perfiles en redes sociales (Fuente: LatamClic).
  • Los especialistas colocan a los millennials como la promoción de jóvenes adultos más preparada a nivel histórico (cuatro de cada diez tienen títulos universitarios).
  • Buscan experiencias desafiantes que les permitan desarrollarse profesionalmente.
  • Son innovadores y les apasiona desarrollar políticas de cambio.

¿Qué valor le aportan los Millennials a una organización?

Cada nueva generación trae consigo una nueva concepción de lo que significa trabajar. Por ello, es necesario destacar que, para una organización:

  •  En el presente, ya no alcanza con gozar de una buena posición en el mercado para acaparar la atención de los millennials.
  • Debe ser innovadora y contar con una filosofía de marca que sea atractiva para las nuevas generaciones.

Para algunas organizaciones, contar entre sus filas con profesionales jóvenes insertados de forma nativa en el mundo digital, puede significar tener que construir un nuevo paradigma de marca.

Por esta razón, es importante que:

  • Como marca, una empresa no solo debe tener peso en el plano físico, sino también en el plano virtual.
  • No cumplir este apartado puede echar para atrás a muchos profesionales talentosos.

Los millennials tienen una gran capacidad de ver hacia el futuro, pero también sienten añoranza por las décadas en que crecieron; por lo que tienden a sentir un enorme apego por la cultura retro.

Esta hibridación es un rasgo característico de la generación que los convierte en excelentes líderes y mediadores entre las generaciones más viejas y las nuevas; como lo son la baby boomers (1946-1964) y la centennial (1997-2012).

Recluta a millennials para tu organización

Como organización, contar con un servicio externo especializado en el reclutamiento de Recursos Humanos puede ser una excelente inversión para acaparar la atención de los millennials.

En Grupo Talento Humano mediante nuestra unidad de negocios de Ubica Empleos ponemos a disposición de tu organización una bolsa de empleo, a través de la cual puedes publicar tus ofertas de trabajo y reclutar candidatos de perfil Millennial.

Ponemos todo nuestro talento en ayudar a las empresas a que encuentren a los candidatos que necesitan: Registra tu empresa ahora, ¡es gratis!

Permanece atento a nuestro blog para que puedas disfrutar de más contenido de valor.

Empleados Boomerang: nueva tendencia en recursos humanos

Trabajo realizado para Grupo Talento Humano

Las tecnologías vigentes de los últimos años han revolucionado el mercado. 
Esta situación ha traído vientos de cambios que impactaron en las formas en que tradicionalmente funcionaba la vida laboral. 
De hecho, una de las nuevas tendencias que tanto empleadores como empleados están aplicando es el denominado “empleo boomerang”; o empleo de ida y vuelta.
En este artículo te explicaremos en qué consiste este tipo de movimiento y te hablaremos de las ventajas y desventajas del empleo boomerang. 

Qué significa ser un empleado boomerang

Un empleado boomerang es aquel trabajador que regresa a una organización en la que ya trabajó; pero que abandonó en el pasado por distintos motivos. 

Tradicionalmente, las empresas tenían políticas que iban en contra de volver a contratar a expleados, pero según una encuesta reciente de Workplace Trends, en el presente, el 76% de profesionales de Recursos Humanos se mostraron a favor de contratar a empleados boomerang.

Y es que un empleado boomerang conoce la cultura de la empresa y está familiarizado con su método de trabajo y misión; por lo que son personas que se adaptan muy rápido al ritmo de la organización

Esta situación, sumado a los nuevos conocimientos y experiencias adquiridas fuera de la empresa, los convierten en un capital humano sumamente valioso para los reclutadores.

¿Por qué regresan los empleados boomerang?

Hay varios motivos que pueden explicar la vuelta de un exempleado a una organización. Alguna de ellas, son:

  • Se han decepcionado con sus trabajos posteriores.
  • Tenían buena conexión con sus antiguos compañeros de trabajo y añoran recuperar esas relaciones.
  • Tuvieron que hacer una pausa por motivos externos: educación, formar una familia, viajes.

Ventajas y desventajas de contratar un empleado boomerang

Las relaciones humanas son complejas, por este motivo, siempre existirá un margen para analizar las ventajas y desventajas de una situación. Contratar un empleado boomerang no escapa a este tópico.

Entre las ventajas, destacan:

  • Experiencia

Aportan experiencia: Los empleados boomerang vienen con nuevos conocimientos que sin duda le aportarán valor a la organización.

  • Rentabilidad

El empleado boomerang está familiarizado con la forma de trabajar de la organización. De hecho, según un estudio de Harvard Business Review, con la contratación de un empleado boomerang, una empresa puede reducir los costes de contratación en un 50% de su valor total.

Entre las desventajas, destacan:

  • No es el indicado

Es posible que un exempleado que regrese a la empresa no sea el profesional indicado para el puesto que ejerce.

A veces es mejor optar por un candidato nuevo que se ajuste más al puesto, que un empleado boomerang que no esté calificado para el mismo.

  • No le gusta la cultura

Si el empleado se fue de la organización porque no estaba conforme con la cultura de la misma, es posible que en el presente su postura siga siendo la misma

Por ello, aunque esté familiarizado con el trabajo, en ocasiones es mejor optar por un candidato nuevo que esté animado por la misión y cultura de la empresa.

Cuéntanos: ¿tu organización maneja alguna política de empleados boomerang?Para más contenido de valor que enriquezca tus conocimientos como reclutador, puedes permanecer atento a nuestro blog de Talento Humano.

Pedazos

2017

Nuestros mejores tiempos ya pasaron
es decir;
los momentos donde el goce
provenía de la tragedia que nos atrapaba.
No lo buscamos
ni lo ambicionábamos
ni lo quisimos
pero nos fundimos bajo el mismo capullo
y nos convertimos en una misma piel.
Nos cortamos y sangramos
nos hicimos pedazos mientras
nos contemplábamos
en el metálico espejo
de un cielo lejano.
Quizá no hayan sido nuestros mejores años
ni siquiera ha estado cerca de ello.
Pero fueron las mejores épocas
que pudimos perpetrar juntos
y con eso basta
aunque no alcance.
Y mientras nos deshacemos
del desarraigo mutuo que provocó la batalla
y nos lamemos la heridas
procuramos en el más decoroso silencio
volcarnos hacia afuera
y no mirarnos a los ojos.